Si siempre te sientes abrumada con el desorden en tu hogar, te entiendo.  A pesar de que he simplificado mi vida al máximo, las cosas se tienden a acumular en el lugar equivocado de manera diaria. Lo que me ha ayudado es hacerme al  hábito de despejar el desorden diariamente.

Yo me tomo 20 a 30 minutos diariamente y trabajo en un área diferente que está desordenada todos los días. Si quieres seguir mi ejemplo J No trates de abordar toda la casa en un día – ¡eso sería demasiado abrumador!

Estos son mis consejos para sacar el desorden de tu casa:

Haz espacio

El desorden nos limita. Primero limita nuestro espacio físico en el mundo. Sin embargo, adicionalmente a crear más espacio físico, limpiar mi casa me da una sensación de mayor espacio emocional y mental. Así que, decide hacer más espacio en tu vida. Comience con los papeles importantes, el correo y documentos importantes. Estos artículos deben tener un hogar organizado, fuera de la vista de los demás – las personas que te visitan no necesitan ver tu estado de cuenta. Yo me he ayudado con las cajas que he comprado en IKEA y otros que encontré en Pottery Barn.

Recuerda siempre mirar por “cosas” para donar y colocarlas en tu caja de donaciones. ¡Si las sacas de tu casa, ya no hará desorden!

Mejor aún, para el desorden antes de que comience.

Toma tiempo para llamar y cancelar catálogos, periódicos y revistas. Y ¿qué hacer con la montaña de revistas viejas? llévalos a los contenedores de reciclaje locales. Eso es si tu esposo te deja, mi esposo decidió hacer una mesa utilizando sus revistas viejas, todo para no deshacerse de ellas en el instante. Pero yo poco a poco las he llevado a reciclar.

Guarda lo que quieres mantener

Todo debe tener su lugar. Si tienes artículos y papeles que no pertenecen a ninguna parte, designa una caja de almacenamiento para artículos misceláneos. Si tienes artículos que tienen demasiado valor sentimental para deshacerte de ellos, encuéntrales un hogar también.

Deshazte de lo que no necesita estar en tu casa

Marie Kondo la autora de “La magia del orden. Herramientas para ordenar tu casa… ¡y tu vida!” – dice que es posible deshacerse del desorden. “No hay que pensar en que tenemos que tirar, sino en conservar sólo aquello que consigue emocionarnos”, para evitar que el proceso se vuelva algo “negativo”, explica Kondo Ella propone un barrido épico. Si te llena de alegría, la posesión se queda. Si no tienes ninguna emoción atada a ella – se va. Aunque puede tomar tiempo y paciencia limpiar su casa de esta manera, vale la pena al final. Kondo utiliza algunos principios básicos:

Guarde solamente las cosas que te llenan de alegría.

Trate sus posesiones como si estuvieran vivas.

Tus posesiones reflejan tu estado de ánimo.

Limpia lo electrónico

Si tu casa está limpia, pero todavía se siente un poco desordenada, podría ser por los cientos de correos electrónicos que recibes y no has leído, o los innumerables documentos en tu escritorio que “definitivamente necesitarás en algún momento”. Tu computadora puede convertirse rápidamente en un lugar lleno de desorden. ¡Una cantidad tan grande de información en un solo lugar puede hacerte sentir tan mal como regresar a una casa desordenada!

Limpia tu escritorio y tu correo electrónico….

Probablemente tenga correo basura y documentos que definitivamente no necesitas. Es hora de cancelar la suscripción a la lista de correo electrónico que te inscribiste para obtener un regalo gratis y a la que ya no les hace dos años. Limpia tu calendario y úsalo eficientemente. Establece recordatorios para tus proyectos, tareas, cenas y eventos familiares. Mantener organizada tu computadora te dará tranquilidad sobre la información y fechas importantes para ti.