El éxito financiero requiere de un espíritu de determinación para liberarte de tus cargas financieras y permanecer en el camino a la libertad y bienestar en tus finanzas. El viaje podría no ser tan fácil como nos gustaría, pero valdrá la pena!

Con esto en mente quiero invitarte a que miremos estos Cinco principios importantes referentes al dinero:

Principio #1 Trabajo:

Si deseas el bienestar financiero y avanzar, vas a tener que estar dispuesto a trabajar duro.

Todos tenemos el poder de hacer riquezas a través de los talentos y habilidades individuales. Es nuestra opción el buscar y vivir en sabiduría.

Trabajar es mucho más que simplemente llegar temprano a tu trabajo. La prosperidad financiera nos llama a vivir con excelencia e integridad a que somos honestos y hacer el mejor trabajo que podemos hacer con lo que tenemos. ¿Estás trabajando con excelencia e integridad? Esto quiere decir que debemos hacer un buen trabajo, no tener una mala actitud y por supuesto, no robar a nuestros empleadores, ni siquiera cosas pequeñas.

Principio #2: Instrucción

Todos hemos nacido con talentos pero necesitamos instrucción para tener las habilidades para manejar nuestro dinero de manera adecuada y mientras trabajamos para obtener más.

El dinero lo vamos a conseguir a través de la diligencia y el trabajo duro. Una vez que ganamos el dinero necesitamos instruirnos en el manejo del mismo. Invierte en t aprendizaje de cómo ganar más, invierte en aprender una nueva habilidad pero estudia igualmente los principios para la trabajo de mayordomo financiero inteligente.   

Existen muchos recursos hoy en día que puedes adquirir, entre ellos, está  Dave Ramsey y Suze Orman. Es tan importante educarse en estos temas y estar  preparados para lo que pueda venir mañana, temporadas de abundancia así como de escasez en el hogar o en el mundo económico mundial.

Principio #3: Dar

La mejor manera de ser felices en esta vida es ser de bendición para otros. Soy más feliz cuando estoy dando, ya sea que esté dando mi dinero, mi tiempo, energía u otros recursos, y cuándo estoy ayudando a satisfacer las necesidades de los demás.

Este principio es una parte vital de cómo manejar nuestras finanzas en nuestro hogar. Para algunos, a menudo no hace sentido, pero lo he experimentado una y otra vez: cuanto más das (sabiamente), más bendecido te sientes. No esperes a que tengas un millón de dólares en tus ahorros para comenzar a dar. Demasiadas personas me han hablado de sus grandes deseos de ayudar una vez que sean ellos millonarios, dejando el dar para el futuro cuando podrían estar disfrutando de dar hoy. Todos podemos dar de acuerdo a lo que tenemos. El dar nos provee un sentimiento de abundancia.  

Principio #4: Guardar

Es muy importante estar preparados para cualquier gasto inesperado que puede aparecer, como un neumático pinchado, una reparación de la casa o una cuenta médica. Y al tener un ahorro, no tendrás que depender de tarjetas de crédito o endeudarse cuando surge una necesidad. La mayoría de los expertos, nos recomiendan ahorrar el 10 por ciento de cada cheque o pago como un ahorro personal. Si no puedes ahorrar mucho, comienza con algo, incluso si son solo centavos por mes. Igual que el dar, el ejercicio de ahorrar hace más por tu actitud mental que la cantidad que das o que ahorras. Te ayuda a crecer y a permanecer en buenos hábitos financieros.

Mantener un ahorro te hará ver nuevas oportunidades. Notarás, por ejemplo que puedes trabajar horas extras o hacer un esfuerzo para obtener una bonificación al final del año.

Si quieres vivir en libertad financiera, tener  ahorros es de vital importancia.

La fórmula más simple para recordar es que si un joven de 25 años comienza a ahorrar $65 al mes en una cuenta de ahorro de intereses, se hará millonario cuando cumpla 65 años. Esto es algo que vale la pena esperar. 

Principio # 5: Gastar

Sí, tú también necesitas gastar parte de tu dinero Cómprate algo que desees de vez en cuando,  cómprate un nuevo par de zapatos, un vestido.

Aunque guardar es muy importante, no debes caer en la tentación de aquel que solo quiere acumular el dinero y nunca se permite gastarlo. Aquí ya no eres mayordomo del dinero sino que eres su esclavo. Si no te permites disfrutarlo sanamente necesitas revisar tu relación con el dinero. Con eso en mente, quiero compartir un par de pautas sobre el hecho de gastar el dinero.

1.     Solo gasta lo que puedes pagar. Nunca llegarás a la libertad financiera si no puedes decir “no” cuando tu mente está gritando, “Lo quiero! ¡Tengo que tenerlo! Lo quiero ahora! “. Deja que tus emociones se aplaquen y luego decide.

2.     Tienes que estar dispuesto a decir “no” cuando desesperadamente quieres algo que no necesitas o no puedes permitirte. Si de verdad lo quieres y es útil, ahorra y págalo en efectivo. Te vas a sentir tranquilo y vas a poder disfrútalo.

3.     Ten cuidado de como actúas cuando estas feliz o cuando no estas feliz. A muchos se nos va la mano cuando estamos muy tristes y a otros cuando estamos muy alegres.

Compártelo!!!