La clave del éxito es tener una actitud que nos recuerda que tenemos un rol importante que ejercer en la vida en cuanto a la mayordomía financiera. Esto nos coloca en el lugar indicado cuando tiene que ver con nuestras decisiones referentes al dinero.

Si entendemos que somos mayordomos, entonces veremos la importancia de desarrollar virtudes como la perseverancia, la disciplina, la caridad, la compasión, el sacrificio, integridad y la honestidad.

Es por esto que pienso que el dinero es una herramienta de entrenamiento para el desarrollo del carácter ya que donde está nuestro tesoro, allí colocaremos nuestro corazón y dinero.

El objetivo de la mayordomía es mucho más que pagar las deudas o responsabilidades mensuales. El objetivo es la preparación para vivir a plenitud aun después de alcanzar nuestros más anhelados sueños, aun después que ya no estemos presentes en esta tierra.

Hay dos pruebas en la vida que todos debemos pasar con buenas notas cuando se trata de finanzas: cómo actuamos cuando no tenemos dinero, y cómo actuamos cuando lo tenemos en abundancia.
En ambas situaciones debemos preguntarnos: ¿que estoy haciendo con mi dinero hoy que me asegura un presente y un futuro óptimo?

Respondamos esta pregunta usando sabiduría. La sabiduría te mostrará los lugares donde necesitas usar tu dinero de acuerdo a la circunstancia que estés viviendo.

La manera de ver el dinero, ósea nuestros paradigmas, se reflejan en nuestras acciones. Tengamos siempre presentes estas 7 actitudes referentes al dinero:

1. Nuestra búsqueda insana de dinero puede arruinar nuestras relaciones. Mantengamos el equilibrio y no dejes que el anhelo por más dinero arruine tus más preciosas relaciones.

2. El dinero no es malo, esto es simplemente una mala interpretación de la frase “el amor al dinero” es la raíz de todo mal. No dice que el dinero es malo. Claro, el dinero puede destruir relaciones, pero también puede se puede usar para bendecir a muchas personas, para aliviar el sufrimiento de otros y para alcanzar nuestros sueños.

3. Es importante para nosotros entender cuál es nuestra relación con el dinero. Esto nos ayudará a mantener las cosas en equilibrio colocando la prioridad a cada área de nuestra vida.

4. A fin de que mantener una relación sana y equilibrada con el dinero, tenemos que aprender a respetarlo. Realmente no podemos esperar recibir más dinero si no estamos dispuestos a respetar dinero. Todos esperamos algún día disfrutar de un maravilloso patrimonio financiero, pero tenemos que aprender a cuidar de lo que tenemos hoy.

5. Disfrutemos de lo que tenemos, pero cuidando de nuestras actitudes y como nos relacionamos con los demás referentes al dinero. Se generoso y listo para compartir con otras personas. Las personas que son ricos o están en posiciones de autoridad sobre los demás a veces enfrentan la tentación de usar su poder de una manera que los hace sentir más importantes que los demás.

6. Los líderes son en realidad servidores de aquellos sobre quienes tienen autoridad. Esto incluye el ser mayordomos de las finanzas que se les ha entregado en el servicio de los que lideran. Ejemplo, un padre de familia y su hogar.

7. Una vez que lleguemos a la abundancia, recordemos la razón principal de la abundancia es para ser bendecidos y ser de bendición en la comunidad que vivimos. El hombre verdaderamente prospero, no necesita ser recordado de este principio.

Lo más importante que he aprendido en mi vida referente al dinero es que tenemos una responsabilidad con todo lo que poseemos y que por cada posesión, tenemos un trabajo que hacer. Debemos permanecer vigilantes porque al final somos solo mayordomos de lo que tenemos mientras vivimos. Recuerda, a la hora de irnos de este mundo, nadie se lleva algo material, pero todos dejamos “algo” que otras manos continuaran manejando.

Compartir y comentar en este artículo es expandir el mensaje y el conocimiento. – Compártelo y deja tus comentarios aqui abajo.